Día pro orantibus en la diócesis de Tenerife

Día pro orantibus en la diócesis de Tenerife. El domingo, Solemnidad de la Santísima Trinidad, día de la vida contemplativa, fuimos invitadas junto con las otras comunidades contemplativas de nuestra Diócesis a celebrar la Eucaristía en la Catedral con nuestro Obispo, D. Bernardo, los Vicarios, varios sacerdotes y hermanas y hermanos de varias congregaciones que junto con los fieles nos quisieron acompañar en este día festivo.

Dentro de la Misión diocesana se ha querido visibilizar ante toda la comunidad la presencia de la vida contemplativa y de la oración de todo el pueblo de Dios. Y es que también los monasterios están involucrados en la Misión diocesana en marcha. D. Bernardo, en su homilía, destacó la labor de los hombres y mujeres de nuestra diócesis que viven dedicados fundamentalmente a la oración. "Los monjes y las monjas no son indiferentes a lo que sucede a nuestro alrededor, sino al contrario. Ellos están dedicados a la contemplación del misterio de Dios y a la contemplación del mundo con los ojos de Dios. Por eso, los problemas de las personas que nos rodean, les conmueven. Ven el mundo con el amor de Dios derramado en sus corazones. Y al conmoverse, no se quedan con los brazos cruzados, sino que actúan como les corresponde, desde la oración".

Al final de la celebración a la abadesa de cada comunidad se le entregó un farol, que es símbolo de la misión diocesana en marcha y un cuadro con la imagen de la Virgen Desatanudos. La intención es que esta imagen se convierta en un reclamo para intensificar la oración que nos de fuerza para descubrir y secundar la labor del Espíritu Santo en esta tarea evangelizadora.

El autor del cuadro que se entregó a nuestra comunidad es D. Jesús Pérez Marichal, quien había expresado su deseo de que la imagen de la Virgen pintada por él fuese a nuestro convento, pues suele venir por Garachico. Explicó que su intención era plasmar a la Virgen como una madre que intercede por sus hijos e hijas desatando los nudos de nuestra vida.

Tambíén se nos entregó una cruz, unos folletos y estampas del cuadro para compartir con las personas que se acerquen a nuestra comunidad. Luego, compartimos el almuerzo con nuestras hermanas clarisas que nos acogieron a nosotras y a las hermanas dominicas y donde pasamos unos momentos alegres. Fue un día intenso vivido en comunión para gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

ozio_gallery_nano

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR