Carta del Ministro Provincial Fr. Juan Carlos Moya.

Fr. Juan Carlos Moya, Ministro Provincial de la Provincia de la Inmaculada Concepción, envía unas palabras con motivo de la solemnidad de santa Beatriz de Silva.

Queridas hermanas, paz y bien. A través de las respectivas Presidentas os hago llegar estas palabras de felicitación por la solemnidad de Santa Beatriz de Silva. Deseo que podáis experimentar en este día la gracia de Dios que se hizo patente a través de la palabra y el testimonio de su Hijo Jesucristo y que prendió en Santa Beatriz con el carisma de la contemplación y la intercesión poderosa de la Bienaventurada Virgen María en el misterio de su Inmaculada Concepción.

Beatriz acogió este misterio inefable y decisivo de la historia de la salvación de la Concepción Inmaculada de María como designio claro del compromiso de Dios con la humanidad. En efecto, la Madre de Jesús de Nazaret no solo evoca cómo podía y debía ser la persona que asume el proyecto de Dios, sino que se transforma en profeta de lo que puede y debe ser esta persona. La Madre es, en el misterio de vida que la cubre a través del Espíritu Santo, el modelo que Dios pone ante la humanidad para que el resto pueda acoger en su seno y dar a luz a Jesucristo, fruto de sus entrañas.

Con humildad y con gozo nos anunciamos que, a ejemplo de María, somos madres que estamos dando constantemente a luz al Hijo de Dios en medio de este mundo que gime con dolores como de parto (cf. Rm 8,22). Esta esperanza que viene de un alumbramiento hecho de saber recibir la gracia y trabajar el don recibido, es la que he percibido y recibido en las visitas a los diversos monasterios que la oportunidad de las visitas a los hermanos me ha permitido realizar a lo largo de este trienio. Os agradezco de corazón, hermanas, vuestra acogida, vuestra fraternidad, vuestra palabra y vuestra oración. Dios os lo pague.

Me atrevo a pediros que podáis incorporar a vuestra oración las intenciones de nuestro Capítulo provincial que, con el lema “Danos fe recta, esperanza cierta, caridad perfecta” celebraremos, Dios mediante, los días 20 al 25 de noviembre próximo. Es un momento importante porque, además de ser un Capítulo provincial, lleva añadida la circunstancia de ser el primero que celebramos después de haberse puesto en marcha nuestra Provincia Franciscana de la Inmaculada Concepción. Seguimos necesitando de vuestra oración, de vuestra palabra, y de vuestro acompañamiento profético. Son tiempos en los que hemos de seguir trabajando el don de la vocación recibida y necesitamos acompañarnos unos a otros en este camino.

Por intercesión de Santa Beatriz, que confió la Orden a la Inmaculada Concepción de María, Dios os siga bendiciendo abundantemente de modo que podáis asumir los retos de nuestro tiempo con coraje y avivéis el fuego del Espíritu que quiere renovarlo todo desde el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo.

 


Fr. Juan Carlos Moya Ovejero, ofm

Ministro provincial

 

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR