DESDE EL CONCILIO HASTA LA CANONIZACIÓN DE SANTA BEATRIZ  (1969-1975)

Esta  etapa fue verdaderamente interesante en nuestra historia federal, un tiempo caracterizado sobre todo, por la reflexión sobre el carisma y los orígenes, en búsqueda de nuestra identidad concepcionista, que  nos llevó a cambios profundos y acelerados y que dará lugar a las Constituciones de 1975. Concluye este capítulo con el acontecimiento tan esperado por tantas generaciones de hermanas concepcionistas, la canonización de nuestra Santa Madre Beatriz.

El Concilio

La celebración del Concilio Vaticano II bien puede considerarse como uno de los acontecimientos eclesiales más importantes en la Historia de la Iglesia de los últimos siglos.
Dará un impulso decisivo a la renovación de la vida religiosa  y tendrá sus incidencias en la liturgia, en la oración, en la fraternidad, en definitiva en toda la vida cotidiana de los Monasterios, como puede interpretarse por las cartas de estos años de  Madre Presidenta  en las que trata de responder a las preocupaciones de las Comunidades, y que son  motivo de temas tratados y acuerdos tomados en las distintas reuniones del Consejo y Asambleas.
Metidas de lleno en la tarea de elaboración de las nuevas Constituciones, Madre Beatriz Otaduy decía a las monjas el 30 de junio de 1967, que Adebemos aguardar con esperanzadora mirada la legislación que nos dé la Iglesia, que ha querido contar con las mismas monjas antes de imponer cosas distintas a las que hemos profesado. .
Con respecto a la liturgia, el Consejo, en  1968, acuerda pedir autorización para rezar el Oficio Divino en castellano en toda la Federación. Con respecto  a las costumbres se plantea cesar con algunas normas de las CCGG de 1941.
Pero sobre todo, el Concilio tiene una gran incidencia en la forma de entender la formación de las monjas y de las candidatas. Por eso, desde estos presupuestos y en concreto de la Instrucción Renovationis Causam, primer documento sistemático sobre la formación, del 6 de enero de 1969, comienza una tarea de renovación de la vida consagrada, que incluye de un modo muy especial la reflexión, búsqueda y profundización en el tema de la formación, que pasará de ser sólo inicial a permanente.

Asamblea de 1969

La Asamblea federal comienza a sentir el influjo de las nuevas corrientes provenientes de los cambios conciliares y por consiguiente de la reflexión teológica sobre los votos y la vida religiosa en general.
El tercer Capítulo federal se celebró los días 12, 13 y 14 de agosto de 1969, en la Casa Diocesana de Ejercicios de San Juan de Aznalfarache, en Sevilla. Los temas tratados en esta Asamblea fueron: la formación inicial, los medios de comunicación, la vida espiritual, la correspondencia epistolar, la posibilidad de que la Presidenta no sea Abadesa en su Comunidad, la clausura. Se habla por primera vez de que Ala Formación es para todas las religiosas y que  no termina nunca .
En  este tercer Capítulo es reelegida para el oficio de Presidenta Madre Beatriz Otaduy.
Habría que señalar que a la vez que se clausuraba este Capítulo federal, en Roma se promulgaba un documento que iba a servirnos de una valiosa ayuda, por su importancia jurídica y doctrinal, para la tarea de renovación que habíamos emprendido, se trata de la Instrucción Venite Seorsum, sobre la renovación de la vida contemplativa y la clausura de las monjas.
El Padre Luis Jurado Malpica será confirmado de nuevo en su cargo de Asistente Religioso para la Federación Bética el día 5 de mayo de 1971, para un periodo de tres años.

Estatutos de 1972

Durante todo este tiempo los Estatutos federales por los que se había regido la Federación eran los del 5 de marzo de 1957, que aunque aprobados para  un periodo de prueba de siete años, habían sido prorrogados  sucesivamente. Estos primeros Estatutos eran comunes para los Monasterios de Clarisas, Concepcionistas y Terciarias Regulares de la Bética.

Una vez cumplido el plazo para el que fueron aprobados,  el 21 de julio de 1971, se elabora el anteproyecto de los nuevos Estatutos para ser revisados y estudiados en Asamblea general  conjunta con las Clarisas y Terciarias Regulares, celebrada  en San Juan de Aznalfarache (Sevilla), del 21 al 25 de septiembre de 1971. La Santa Sede  los aprueba el 29 de noviembre de 1972.

Constituciones de 1975

Según señala Eclesiae Sanctae, números 9, 10 y 11, la dirección de la acomodada renovación y revisión de las Constituciones, en lo que se refiere a las Monjas de las Órdenes confiadas al cuidado espiritual de los Frailes Menores, fue encomendada al Ministro General de la Orden, P. Constantino Koser. Este dirigió una Carta Encíclica, con fecha 27 de agosto de 1966, a todos y cada uno de los Monasterios de la Orden sujetos a su jurisdicción o confiados espiritualmente a su cuidado. Una vez  estudiada esta Carta por las Comunidades, la Federación celebró una Asamblea conjunta con las Clarisas  y las Terciarias Regulares de las Federaciones Béticas, desde el día 29 de mayo al 3 de junio de 1967, en San Juan de Aznalfarache, en Sevilla.
Durante el desarrollo de la Asamblea fueron expuestas las respuestas que las distintas comunidades daban a la Carta del P. Constantino Koser  Ay los diálogos y determinaciones de cada Orden se hicieron por separado, mandando cada Federación sus conclusiones”.
El 22 de septiembre de 1967, el Ministro General, Fr. Constantino Koser, nombra al P. Ignacio Omaechevarría O.F.M., Delegado suyo Apara las monjas confiadas al cuidado espiritual de la Orden de los Frailes Menores,
Según la propuesta del Ministro General, manifestada en su Carta Encíclica a las monjas, en la que expresaba el deseo de celebrar asambleas interfederales, después de las federales, se celebró en la Casa Madre de la Orden, en Toledo, del 16 al 20 de noviembre de 1967, una reunión de todas las Presidentas de Concepcionistas de España, bajo la presidencia del Padre Ignacio Omaechevarría OFM, y a la que asistieron también todos los Padres Asistentes.
Las Presidentas consideraron oportuno elegir a una entre ellas como representante de las demás. Resultó elegida para este servicio Madre Mª Ana Alberdi, Presidenta de la Federación castellana de la Beata Beatriz de Silva.
Teniendo en cuenta el parecer de los Monasterios y de las Asambleas, se elabora en la Comisión Central en Roma un Documento que contiene los elementos espirituales y carismáticos que formarán parte de las nuevas Constituciones. Se le añadió la parte jurídica, y quedó, de este modo, concluido el anteproyecto de las Constituciones, el cual fue estudiado por capítulos, títulos, y artículos por la Federación reunida en Asamblea general extraordinaria en San Juan de Aznalfarache los días 14 al 18 de junio de 1970. Todas las sugerencias y trabajos de esta Asamblea federal, fueron presentados en la Asamblea Internacional celebrada en la Casa Madre de Toledo, del 5 al 25 de octubre de 1970, a la que asistieron todas las Madres Presidentas de las Federaciones de España y sus Delegadas. A ellas se unieron las  Delegadas de América.
Se concretó el nuevo título de la Orden: AMonjas de la Orden de la Inmaculada Concepción de la B.V.M.-Concepcionistas Franciscanas , y se presentó el escudo de la Orden.
Para el año 1974 se tiene terminado el proyecto definitivo de las Constituciones. Son aprobadas Aad experimentum  para siete años, el 29 de junio de 1975.

Asamblea de 1975

En el año 1975, la Iglesia entera vive una Anueva oportunidad de gracia  con la Celebración del Año Santo. La reciente aprobación de las Constituciones Aad experimentum  y la celebración de la IV Asamblea federal (del 15 al 19 de septiembre) constituyen dos acontecimientos de profundo gozo para la vida de la Orden y de nuestra Federación en este tiempo de esperanza y renovación.
La Asamblea se celebra en la Casa Provincial de las Hijas de la Caridad en Sevilla. Se trataron temas de  formación en todos sus niveles, sobre todo la formación federal y la formación permanente; la fundación de Ceuta y Algeciras; la clausura, la autonomía de los Monasterios; el boletín de la Federación y la posible reducción de los Conventos y mejor ubicación de los mismos.
El día 19 de septiembre tiene lugar la elección de M. Presidenta: Será elegida M. M 0 Sacramento Montero Ramírez, de la Comunidad de Hinojosa del Duque (Córdoba).
En el año 1974, la Santa Sede nombra Asistente Religioso para nuestra Federación, al P. José García Santos O.F.M.

La formación después del Concilio.

En  línea con  los documentos del Vaticano II, que promueven, una más creciente preocupación por la educación y por la necesidad de la formación permanente,  la Federación va a centrar sus esfuerzos no solo en la formación inicial, sino que comenzará, juntamente con el proceso de renovación que va pidiendo la Iglesia, a tener como gran reto la formación permanente de todas las Monjas.
Al final del tercer sexenio, señalaba la Madre Presidenta, Madre Beatriz  que “estudian las monjas para su promoción espiritual y cultural, trabajan con interés por adquirir dichos conocimientos y estudian cursos de Liturgia, Sagrada Escritura, Mariología, etc. Hay comunidades que ya tienen una hora de estudio para esta promoción .
La Federación promovió  en el año 1971,un cursillo de dos meses de duración, que se celebró en la Comunidad de Mérida y al que asistieron 22 monjas de las distintas comunidades. Fue impartido por varios  Padres Franciscanos.
No es menos el interés de las comunidades y de la Federación por la Aformación integral de las Maestras y Formadoras de postulantes, novicias y jóvenes , así se prepara un curso de seis meses de duración para formadoras que se lleva a cabo del 10 de enero al 25 de agosto de 1973, en la Comunidad de Mérida. Entre otras, las materias del curso son: Dogma, Sagrada Escritura, Espiritualidad, Mariología, Derecho de los Religiosos, Psicología, Teología de la Vida espiritual, Historia de la Iglesia y de la Orden, Pedagogía y cultura en general.
Al finalizar dicho curso, se nombran, para hacerse cargo desde ese momento del Noviciado común a Sor Mª de los Ángeles Salvatierra, para Maestra de novicias y de Auxiliares a Sor Espíritu Santo Torres y a Sor Anunciación Sánchez.

Monasterio de Fuente del Maestre

La Federación Bética tuvo el gozo de ver aumentar el número de sus Monasterios en este periodo que nos ocupa, y así, el 23 de agosto de 1970, quedó incorporado a la Federación el Monasterio de la Purísima Concepción de Fuente del Maestre (Badajoz).

Visita del Ministro General en 1972

Dentro de nuestro vivir fraterno hay que señalar la visita recibida por la Federación del Ministro General de la OFM, Fray Constantino Koser, encuentro que tuvo lugar el 27 de abril de 1972 en La Casa Diocesana de Ejercicios de  San Juan de Aznalfarache (Sevilla). Allí se encontraban también  la Hermanas pobres de Santa Clara  y las Terciarias del Pozo Santo.

Fundación de Ceuta

En el año 1974, por circunstancias providenciales, se ofreció a la Federación una casa para fundar un monasterio en la ciudad de Ceuta.  En el Capítulo federal celebrado en septiembre de 1975, fue aprobado el proyecto de fundación y quedó patente el deseo que la Federación  Bética  tenía de fundar en Ceuta, con motivo de la próxima y ya inminente Canonización de nuestra Santa Madre Beatriz.
Siendo Presidenta la M Sacramento Montero, se obtiene el permiso solicitado al Obispo de Cádiz-Ceuta, don Antonio Dorado Soto y  el día 4 de enero de 1976 llegan a Ceuta las primeras hermanas provenientes de las comunidades de Mérida y Santa Mª de la Piedad.
En mayo de 1976 reciben la visita de todo el Consejo federal que se reúne en Ceuta para conocer personalmente todas, la situación y las circunstancias por las que atraviesa la incipiente comunidad.
Sin embargo, esta ya Acasi realidad  de contar nuestra Orden con un Monasterio en la ciudad de Ceuta, no puede llevarse a feliz término, porque el Obispo de Cádiz-Ceuta, que visitó a las hermanas varias veces durante su estancia en dicha ciudad, consideró que la experiencia que se estaba llevando a cabo, no debía prolongarse por más tiempo, ya que las condiciones de la casa ofrecida, no reunía las condiciones necesarias para un Monasterio de vida contemplativa y existían ciertas dificultades para remodelarla. Los esfuerzos por encontrar un nuevo y mejor emplazamiento al Monasterio también fueron inútiles por lo que el 29 de enero de 1977 regresaron las hermanas a sus Conventos de origen.  Antes, entregaron y quedó depositada la Reliquia de nuestra Santa Madre en la Parroquia de Nuestra Señora de Santa María de África, Ceuta , cuya imagen lleva el bastón de Oro que perteneció a Don Pedro Meneses, abuelo materno de Santa Beatriz de Silva.

Canonización de Santa Beatriz de Silva

Pío XII, en 1950, había decretado la reasunción de la Causa de Canonización de la Santa Madre. Comienza entonces un largo y laborioso trabajo que terminará el 3 de octubre de 1976.
Durante este proceso, se fija, a petición de los Monasterios, celebrar el día de Santa Beatriz el 17 de agosto en lugar del día 1 de septiembre como estaba establecido en el rezo del calendario franciscano.
El 21 de enero de 1974, Pablo VI aprobó que Aconsta de tal manera de las virtudes de la Beata Beatriz de Silva, fundadora de las concepcionistas que, a su tiempo, previos los milagros, se puede llegar a la Canonización . Esta noticia tan esperada, pues de ella dependía que el  Proceso siguiera adelante, fue comunicada por el P. Omaechevarría a las MM. Presidentas reunidas en Toledo, el 30 de abril de 1974, con motivo de la elaboración de las CC.GG.
A falta de conocer solamente el día determinado para la Canonización, se organiza y celebra en Madrid el día 7 de mayo de 1976, una Reunión en el Convento de La Latina, con el fin de afrontar y aunar una serie de actos para dar mayor solemnidad a la gran fiesta de la Canonización.
Una vez conocida la noticia de la fecha fijada por el Papa: 3 de octubre, Afue acogida por todas con gran alegría y entusiasmo. Las Comunidades de la Federación manifiestan su interés y afán por hacer los preparativos para ese gran día. . Y a instancias del P. Cairoli, todas las comunidades de la Federación escriben una carta al Santo Padre con motivo de la Canonización.
Los meses que siguieron a tal evento, se celebraron en todos los Monasterios de la Federación, Vigilias nocturnas, procesiones, días de retiro, semanas de oración, y Triduos Solemnes con repiques de campanas, cohetes y música en honor de la nueva Santa.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR