Jubileo en el Monasterio de Cádiz

Dentro de los actos que hemos organizado para conmemorar los 350 años de la fundación de nuestro monasterio, hemos celebrado en estos últimos meses dos Eucaristías solemnes, una conferencia y un triduo a Nuestra Señora de Lourdes.

La primera Eucaristía, tuvo lugar el día 3 de enero (día del Santísimo nombre de Jesús) y estuvo a cargo de la cofradía de Humildad y paciencia, que tiene su sede en nuestra parroquia. Vinieron en peregrinación portando en una parihuela el niño de la pasión, que pertenece a dicha cofradía. Iniciamos la Eucaristía con las letanías a Jesús, y la Iglesia estuvo muy concurrida, cosa que nos alegró mucho. Al finalizar la Eucaristía, nos dejaron el niño que hemos colocado en el retablo, a los pies de la Virgen de la Piedad.

El día 14 de enero tuvimos la conferencia “la Inmaculada en el arte”, el ponente (el Padre David Gutiérrez) desarrolló muy bien el tema. Comenzó hablando del dogma de la Inmaculada Concepción, para después explicarnos los diversos modos en que los artistas han ido plasmando en sus obras este misterio. Las primeras obras siempre estaban pintadas con el niño Jesús en brazos de María, después se pasó a la Inmaculada Franciscana y por último en las pinturas aparecía la figura de la Inmaculada sola, como mujer vestida de sol, coronada de estrellas y la luna bajo sus pies (Es la mujer del apocalipsis). Nos hizo referencia a un tratado de Francisco Pacheco, que explica cómo debe pintarse el misterio de la Inmaculada Concepción, nos quedamos sorprendidas al saber que en dicho tratado se nombra a nuestra madre Beatriz de Silva, diciendo así: “El vestido debe ser blanco con manto azul, porque así se lo mostró la Virgen a Doña Beatriz de Silva, fundadora de la Orden de la Inmaculada Concepción”.

También nos hizo referencia a las diversas imágenes de la Virgen que tienen atributos concepcionistas, como por ejemplo la Virgen del Rocío, que está vestida de sol, coronada de doce estrellas y la luna bajo los pies, o la Virgen de Guadalupe de México, con la luna bajo sus pies, y un manto de estrellas.Terminó la conferencia con unos versos a María Inmaculada.

La segunda Eucaristía, fue el día de la vida consagrada. Los religiosos quisieron celebrar en nuestra Iglesia esta jornada. Fue presidida por el Obispo diocesano, y concelebrada por cuatro sacerdotes. La Eucaristía fue unida al rezo de Vísperas. Al finalizar los salmos de Vísperas se tuvo la procesión de las candelas. El obispo en la homilía nos recordó que los consagrados ofrecemos el testimonio vivo de que el amor de Dios llega a todos los rincones de la tierra, ya nos lo dice el lema de esta jornada, “la vida consagrada, presencia del amor de Dios”.Como símbolo quisimos poner a los pies del altar varias fotografías que reflejan los distintos carismas de la vida consagrada en la Iglesia y en el presbiterio estuvo una imagen de la virgen de la presentación. Al finalizar la eucaristía ofrecimos a todos los religiosos un ágape.

El triduo a Nuestra Señora de Lourdes fue organizado por la hospitalidad de Nuestra Señora de Lourdes de nuestra diócesis de Cádiz y Ceuta.Se celebro del 8 al 11 de Febrero, y durante los cuatro días estuvo en el altar de nuestra madre Santa Beatriz, una urna donde las personas podían echar sus peticiones. Esta urna viaja con ellos a la peregrinación que hacen a Lourdes, y al llegar allí la colocan a los pies de la Virgen.

La celebración empezaba cada día con el rezo del Rosario, rezo de Vísperas y Eucaristía y finalizaba con una oración a la Virgen de Lourdes.Cada día nos acompañaba un grupo distinto, que fue el encargado de la liturgia, la Iglesia estuvo llena de gente. Se nota el cariño que nuestra ciudad tiene a la Virgen de Lourdes.

Ella nos recuerda que es la INMACULADA CONCEPCIÓN, se lo dijo a Santa Bernardita. Por ese motivo quisimos tener este triduo, ya que para nosotras no puede ser una advocación más.

El día 11 de Febrero, se celebró su fiesta. Estuvo organizada por la hospitalidad de nuestra señora de Lourdes y la Pastoral de la Salud de nuestra diócesis. El sacerdote en su homilía, nos recordó que el mayor milagro en Lourdes es la esperanza que recobra mucha gente que asiste a Lourdes desesperanzada. Terminada la homilía, los miembros de la junta directiva de la hospitalidad, renovaron sus votos de entrega desinteresada a los enfermos y necesitados, fue un momento muy emotivo para todos los que estábamos allí. Al finalizar la Eucaristía, nos regalaron una botellita con agua de Lourdes.

Por otra parte, ya ha comenzado la visita de nuestra madre Beatriz a las parroquias más cercanas. La colocan en el presbiterio y el sacerdote aprovecha para hablar a los fieles de nuestro aniversario y de nuestra madre Beatriz.

Acabamos de comenzar este año de gracia, y ya Dios está derrochándola sobre nosotras, porque aparte de lo que ya habíamos organizado, están surgiendo actos nuevos. Dijimos que nos sobraban motivos para dar gracias a Dios, y no nos equivocamos. Dios se está volcando con esta comunidad de concepcionistas de SANTA MARÍA DE LA PIEDAD DE CÁDIZ.

Todo a mayor gloria de Dios y a honra de María Inmaculada.

ozio_gallery_nano

 

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR