Celebrando el día de nuestras hermanas Mártires en Montilla

El 6 de noviembre, con gran gozo y gratitud, hemos celebrado este hermoso día honrando a nuestras hermanas. Si el grano de trigo no cae en tierra en muere, no da fruto. Por eso la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos. Nuestras hermanas dieron la vida en defensa de la fe, por amor a su vocación. A nosotras y a todos es un ejemplo y testimonio pues nuestras hermanas mártires nos ayuda a reafirmar nuestra capacidad de beber el cáliz del Señor en los sufrimientos que nos exige nuestra fidelidad a Jesucristo.

 Hermanas, sois rosas ensangrentadas de blanca y pura belleza, reflejo de la pureza de María Inmaculada.

Rogad por nuestra Orden, rogad por cada una de nosotras, rogad por todos nuestros hermanos.

Monasterio de Santa Ana, Montilla

ozio_gallery_nano

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR