Sor María de la Asunción

Sor María de la Asunción. (Eustaquia Monedero de la Calle)

La vida de esta religiosa se considera una epopeya de dolor cristiano. Nació en Anaya (Segovia) el 20 de septiembre de 1864 y solicitó su admisión en las Concepcionistas de San José en 1889.

Nada más emitir sus votos solemnes, se le encomendó la enfermería. Las testigos de su actuación resaltan la paciencia, el cariño y solicitud que derrochaba en el cuidado de las enfermas y ancianas.

Tenía cincuenta y pocos años, cuando declaró un proceso reumático muy fuerte y degenerativo. Desde ese momento su vida se vio reducida a la más absoluta de las incapacidades, necesitando ayuda para todo. Este sufrimiento prolongado físico y moral, tocó techo cuando quedó a merced de las milicias socialistas de las Ventas, que la sacaron del piso sin que ella pudiese valer por sí misma y bajar las escaleras.

En los meses inmediatos al martirio, sor María de la Asunción vio incrementado el sufrimiento. Esta situación fue especialmente aguda en la salida definitiva del convento y su instalación en Manuel Silvela donde pasó tres meses. Sus últimas horas fueron de amargo desamparo, espantosos dolores físicos y del trato soez e inhumano recibido.

(cf. «Inter Universa», Boletín de la Federación Santa Beatriz de Silva, Castilla)

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR