Sor María de San José.

Sor María de San José. (Manuela Balbina Rodríguez Higuera)

Nació el 10 de marzo de 1886, en Madrid. Se puede decir que ella tuvo su peregrinación vocacional.

Ya que previamente había ingresado al noviciado de las Redentoristas de Vitoria, pero por motivos de salud, tuvo que abandonar el monasterio y volver a casa.

Pero su vocación persistía y una vez superada la enfermedad ingresó con 33 años a las Concepcionistas de San José, un 11 de enero de 1920, cuatro años más tarde hizo los votos perpetuos. Muy inclinada a buscar los momentos de soledad, de oración y lectura. Se dice de ella que era un alma aislada de las criaturas y recogida en extremo, muy amante del silencio. El comportamiento con los enfermos era ejemplar. Se la veía siempre extremadamente solícita y llena de cariño.

Los actos de vandalismo en las iglesias y casas religiosas y sobre todo los asesinatos a religiosos que se veían en España por los años treinta, le afectaron profundamente. El miedo y las preocupaciones hicieron que fuera algo más comunicativa con sus compañeras de la comunidad, con quienes permaneció hasta el martirio. Ella supo luchar con fortaleza y voluntad robusta contra las cosas que le dificultaban el acoplamiento a su comunidad. Y cuando llegó el momento de dar al Señor la prueba suprema y más creíble de amor, estuvo a la altura espiritual.

(cf. «Inter Universa», Boletín de la Federación Santa Beatriz de Silva, Castilla)

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR