• Santa Beatriz




  • TODA HERMOSA ERES, MARÍA

  • Fraternidad Federal

    Federación

    Santa María de Guadalupe

  • Orden de la Inmaculada Concepción

    Federación

    Santa María de Guadalupe

  • Orden de la Inmaculada Concepción

    Federación

    Santa María de Guadalupe

  • Orden de la Inmaculada Concepción

    Federación

    Santa María de Guadalupe

  • Orden de la Inmaculada Concepción

    Federación

    Santa María de Guadalupe

Fr. Joaquín Domínguez Serna, reelegido Asistente de la Federación

Las hermanas de la Federacion Santa Maria de Guadalupe han elegido  como Asistente para un nuevo trienio a Fr. Joaquín Domínguez Serna, OFM, actual Ministro Provincial de la Provincia Bética Franciscana. Vuelven así a confiar en él para desempeñar este servicio de acompañamiento que lleva ejerciendo desde el año 1996. Es de agradecer  su labor y especial dedicación a las hermanas, a la Federación y a la profundización en el carisma concepcionista con que nos ha regalado a lo largo de estos años. Con motivo de su nombramiento por la Santa Sede ha escrito una carta a las hermanas que mostramos a continuación. Para ver fotos del útimo trienio pulse la imagen.

 

14 de marzo de 2011

A LA ATENCIÓN DE LA MADRE PRESIDENTA Y DE LAS HERMANAS
DE LA FEDERACIÓN BÉTICA SANTA MARÍA DE GUADALUPE,
DE LA ORDEN DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN.

 Mis queridas hermanas: Paz y bien en el Señor y en su Madre Inmaculada.

 Tras haber recibido el decreto de la Congregación romana de la Vida Consagrada firmada el día 27 de febrero del presente año en el que renueva por un sexto trienio mi nombramiento como Asistente religioso de la Federación me veo en la grata tarea y necesidad de dirigirme a la hermanas para agradecer vuestra confianza y para seguir alentando vuestra forma de vida y vocación. No quisiera acostumbrarme ni acomodarme en este servicio. Sabéis que estoy muy agradecido al Señor y a vosotras porque sigo considerando que en esta admirable comunión quien ha salido más beneficiado he sido yo. Si a eso le añadís que os parece que mi persona y ministerio es adecuado para animar a la Federación, podemos concluir que salimos beneficiados todos.

 Cuando miro hacia atrás solo tengo sentimientos de gratitud porque Dios me ha dado la oportunidad de poder acompañaros durante todos estos años. Cuando miro al futuro no me inquieto porque su vara y su cayado me sosiegan. En medio queda el presente, siempre nuevo, siempre inquieto, con su afán, con su luz y con su sombra, con su muerte y con su resurrección.

 Aprovecho esta renovación de mi servicio hacia la Federación en un año del todo singular. El año del V Centenario de la aprobación de la Regla. A este texto de 1511 le llamamos la carta magna de las concepcionistas que contiene la letra y el espíritu de aquella primera inspiración de Beatriz y la confirmación de la Iglesia. Saber que este texto ha sido profesado ininterrumpidamente por las generaciones de hermanas hasta el día de hoy es la señal inequívoca de que el Altísimo habló a Beatriz, le inspiró esta forma de vida en torno a la figura de María Inmaculada y lo presentó a la Iglesia para que confirmara este carisma.

 

 

Continuar leyendo

La Cruz de la JMJ pasa por el Monasterio de Santa Mª del Socorro, Sevilla


La cruz, que Juan Pablo II entregara a los jóvenes en abril de 1.984, con motivo del año jubilar está en la archidiócesis de Sevilla del 9 al 20 de marzo de 2011.
Coincidiendo con esta acogida de la cruz de las Jornadas Mundiales de la Juventud y del icono de la Virgen, la Delegación Diocesana de Pastoral Juvenil celebró el sábado, día 12 de marzo, el Encuentro Diocesano de Jóvenes que se prolongó durante toda la jornada. Estaban convocados grupos de jóvenes de parroquias, movimientos, pastoral de religiosos, jóvenes cofrades y alumnos de Religión. Parte de este encuentro  tuvo lugar en la Basílica de María Auxiliadora (salesianos), donde celebraron la eucaristía a las seis de la tarde, presidida por el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo Pelegrina. Finalizada la eucaristía, los jóvenes portaron la cruz y el icono desde la Basílica hasta el convento del Espíritu Santo, visitando las casas religiosas que encontraban a su paso. En ese itinerario, a las nueve de la noche estaba previsto que llegaran a la Iglesia de nuestro Monasterio. Eran muchos los jóvenes y adultos que acompañaban la cruz. Preparamos una breve oración, ajustándonos al escaso tiempo que nos habían asignado. Al finalizar le entregamos un ramo de flores a la Virgen. Para nosotras, la visita resultó muy emotiva y una ocasión propicia para reavivar nuestro compromiso de orar por toda juventud.

DESDE EL DESIERTO

Mt. 4,1-11


Me pongo en tu presencia Señor, con mis manos extendidas y portando en ellas una vasija vacía, para que tú la colmes de tu misericordia.

Con mi corazón abierto, para que  puedas entrar y retirar de él todas las posesiones que me atan, que me retienen y entretienen en mi caminar de peregrina hacia el encuentro contigo.

Introdúceme en el desierto Señor, aunque en él tenga que encontrarme con la “prueba”, enfrentarme a los halagos y comodidades que intentan paralizar el dinamismo de mi forma de vivir.

Ayúdame a descubrir cada día que “no solo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. Que tu palabra sea mi luz, mi fuerza y mi energía, para saber confrontar mi vida con lo que ella propone.

Hoy Señor el pan está escaso, danos tú el de cada día, sobre todo a tantas familias que les falta lo necesario. Remedia tú esta situación difícil por la que está pasando la parte más débil de la sociedad.

Señor, la prueba en el desierto solo busca apartarte de la voluntad de tu Padre, es lo mismo que nos pasa a nosotros cuando solo queremos llamar la atención con manifestaciones espectaculares de poder  y nos ponemos en el centro del mundo. Pero tú siempre eres nuestro referente para hacer la voluntad de Dios hasta las últimas consecuencias. A ti te costó la vida ser coherente. Mostrar a un Dios humilde, compasivo y misericordioso, que ama a todos sus hijos, un Padre con otros criterios que los de los religiosos de tu tiempo.

Despójame de todo lo que no seas tú en cualquiera de tus presencias. Despójame de los criterios que me apartan de tu voluntad. Ayúdame a llevar una vida de adoración y obediencia a Dios, que me conduzca a una relación de comunión con los demás. Que mi ser religioso sea vivir desde la fe y en la fe.

Ayúdanos a no ser  autónomos con relación a ti, a esta forma de obrar fuera de tu obediencia, que es la que nos hace crear relaciones de opresión, de odio, de guerras. Sólo tú puedes liberarnos, cambiar nuestro corazón de piedra en un corazón de carne, capaz de regenerar y de transformar la opresión en libertad, el odio en amor curativo, la guerra en la paz fraterna.

Dame la luz y la fuerza del Espíritu Santo para dejarme acompañar de tu Madre y poder decir como ella “he aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu Palabra”. AMEN

 

 

 

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR