ESTE ES MI HIJO...ESCUCHADLE

Para encontrarse con Dios, lo importante no es darle muchas vueltas a la cabeza. Tampoco se trata de hacer esfuerzos sobrehumanos para llegar hasta lo impenetrable, ni de proferir fuertes gritos para hacernos oír por El.

Continuar leyendo

Virgen del Carmen

En el Primer Libro de los Reyes, se habla del profeta Elías, de la gran sequía que sufría el país y de los sacrificios ofrecidos en el Monte Carmelo. Fue entonces que Elías prometió a Dios que el rey Ajaab y el pueblo abandonarían al dios Baal para que El terminara con la sequía que asolaba a la región...

Continuar leyendo

Julio dedicado a la Santísima Sangre de Cristo

Una devoción particular en la Iglesia Católica relacionada con la Pasión de Jesucristo consiste en honrar su Preciosa Sangre. Es un reconocimiento del sacrificio de Jesús y de cómo derramó su sangre para la salvación de la humanidad.

Continuar leyendo

1ª SEMANA CURSO DE VERANO

El tradicional curso de verano, en el que se reúnen para un tiempo más fuerte de formación y convivencia  las jóvenes formandas de nuestra Federación, debido a las circunstancias por las que estamos pasando a nivel mundial, no ha tenido lugar; pero no por ello ha dejado de reinventarse y realizarse “ de otra manera”.

Continuar leyendo

AGOSTO, MES DEDICADO A LOS ANCIANOS

Abuelos, la ternura y sabiduria de los hombres.

El mes de agosto es el mes dedicado al anciano y se nos presenta como una gran oportunidad para darle atención a estas queridas personas que en nuestra niñez nos enseñaron a amar a Dios, nos enseñaron a vivir los valores cristianos, nos enriquecieron con su experiencia y sabiduría.

Continuar leyendo

María Inmaculada, una Rosa única

Había una vez un ruiseñor que vivía en un jardín y tenía su nido junto a la ventana de un joven estudiante. Sin que este lo supiera, se hizo su amigo y conoció sus penas: el joven estaba enamorado de la hija de un profesor, y pidió a la doncella que bailara con él. Ella le dijo que lo haría a cambio de una rosa roja.

Continuar leyendo

SAN PEDRO Y SAN PABLO

En esta solemnidad de San Pedro y San Pablo, recordamos el martirio de los dos apóstoles. Estos mártires dieron testimonio de lo que vieron, siendo testigos de la verdad. Ellos se dieron cuenta que el mensaje del Señor no podía quedar localizado a una zona del mundo y se dispusieron sin miedo, a la proclamación de lo visto y vivido en otras partes del mundo.

Continuar leyendo

Santiago Apóstol, Patrono de España y de los peregrinos

San Santiago Apóstol fue uno de los Apóstoles del Señor Jesús desde que comenzó su ministerio de predicación. Era el hermano de San Juan Evangelista y ambos fueron llamados por Jesús mientras trabajaban con su padre en un barco de pesca en el Mar de Galilea. 

Continuar leyendo

Segunda Semana del Curso de Verano

Puntualmente a las diez y media de la mañana del lunes estábamos todas conectadas para comenzar la segunda  y última semana de nuestro “original” curso de verano....y allí estaba también nuestro profesor, Fray Joaquín Domínguez , que con el tema: “Introducción a la espiritualidad franciscana y conexión entre las dos órdenes” , nos ayudó a comprender a grandes rasgos la  historia y la espiritualidad de San Francisco, clarificando cuestiones entre nuestra Orden y el franciscanismo, invitándonos  con todo ello a   vivir con más radicalidad   nuestro carisma , sabiendo que los dos son únicos  y tienen, cada cual, su misión muy importante en la Iglesia.

Continuar leyendo

SAN JUAN BAUTISTA

En la solemnidad de San Juan Bautista, la Iglesia está llamada a proclamar la Palabra de Dios hasta el martirio. La Iglesia jamás debe tomar algo para sí misma, sino estar siempre al servicio del Evangelio.
El Santo padre Francisco señala que le impresionaba que la Iglesia eligiera como fiesta de San Juan Bautista un periodo en el que los días son los más largos del año y tienen más luz.

Continuar leyendo

CONSAGRACION INMACULADO CORAZON DE MARIA

Oh, Corazón Inmaculado de María, desbordante de bondad, muestra tu amor por nosotros. Que la llama de tu corazón, oh María, descienda sobre todos los pueblos. Te amamos inmensamente.

Imprime en nuestros corazones un verdadero amor. Que nuestro corazón suspire por ti. Oh María, dulce y humilde de corazón, acuérdate de nosotros cuando caemos en el pecado. Tú sabes que nosotros, los hombres, somos pecadores.

Con tu santísimo y maternal corazón, sánanos de toda enfermedad espiritual. Haznos capaces de contemplar la bondad de tu maternal corazón, para que así nos convirtamos a la llama de tu corazón. Amén.

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad. politica de cookies.

  
ACEPTAR